Un ticket para qualquier lugar

Un ticket para cualquier lugar hay veces en la vida que te puede salvar. ¡Quédate la vuelta que aquí ya no hay quien pare!.

Acabo de subir a un tren y queda mi ilusión llorando en un puto andén; aboné los vientos, crecieron tempestades...

Y ahora no sirve mirar hacia atrás. Tampoco sé cuanto podrás esperar.

Pero la alarma suena solo al verme pasar; ahora la poli es mi vecino de atras. Devuélveme la vida o déjame morir: puedes hacer un ser humano de mí.

Te quería para mí. Cada rincón de aquella vieja escuela aprendí, pifiando en los billares, saltando entre las aulas...

Recuerdo que era un chaval... recuerdo los momentos en tu sucio portal de noche acurrucado huroneando entre tus faldas.

Y ahora no quiero mirar hacia atras. Tampoco sé cuanto querrás esperar.

Pero la alarma suena solo al verme pasar; ahora la poli es mi vecino de atras. Devuélveme la vida o déjame morir: puedes hacer un ser humano de mí.

Es todo cuanto aprendí. En el barrio las cosas funcionaban así: miro atrás y actuo si veo que no hay nadie.

Pero las cosas se han vuelto a torcer y no soy de los que se dejan coger.

Pero la alarma suena solo al verme pasar; ahora la poli es mi vecino de atras. Devuélveme la vida o déjame morir: puedes hacer un ser humano de mí.