La voz de Asturias, 16 de febrero de 2001